Polinizadores | Entrevista a Alexander Carro

Polinizadores | Entrevista a Alexander Carro

¿Puedes hablarnos un poco sobre ti?

– Mi nombre es Alexander Carro, aunque la mayoría me conoce por Cachorro, soy de Cantabria, aunque llevo ya 5 años en León estudiando Ciencias Ambientales, soy Guía de naturaleza, educador y divulgador ambiental y rastreador, desde hace unos años me voy especializando en entomología con vistas a impartir clases y cursos, aunque procuro siempre emular a los grandes naturalistas aprendiendo sobre otros grupos faunísticos y botánicos.

¿Qué es territorio.cachorro?

– Territorio Cachorro es un proyecto humilde que nació cuando tenía 17 años y empezaba a dar mis primeros pasos grabando videos de fauna, dando charlas etc. A día de hoy y gracias a que colaboro con un profesor en la asignatura de zoología de Ciencias Ambientales, a través de instragram @territorio.cachorro, propongo test y cuestiones a los alumnos sobre el temario, y comienzo a arrancar una serie de videos explicativos de zoología básica en YouTube que conforme pase el tiempo iré incluyéndoles en otras redes y generando contenido más especializado. A raíz de este proyecto, comencé también a dar charlas y cursos, y guiar rutas junto a varias asociaciones. Siempre invito a todo el mundo a participar y a que me escriba para buscar la forma de colaborar.

¿Qué son los polinizadores?

– Bueno, vamos al meollo de la cuestión, una definición simple y eficiente sería, aquellos animales, no solo artrópodos, que al alimentarse con el néctar de las flores cumplen la función de transportar el polen de flor en flor y fecundarlas. Dentro de ellos como digo, existen muchísimos grupos faunísticos que ejercen esta función, desde un ratoncillo de campo hasta pequeños y coloridos coleópteros como los crisomélidos. Además, existen plantas que se han adaptado para recibir polinizadores concretos, el ejemplo clásico en nuestra biodiversidad de Ophris apifera polinizada por alguno himenópteros como abejas.

¿Son las abejas los polinizadores más importantes? 

– Sí y no, quiero decir, si nos referimos a Apis mellifera, que es común hacerlo, pues no, sin embargo, si nos referimos a todas las abejas que participan en la polinización tendría mis dudas. Estamos hablando que en el grupo de los himenópteros y ¡ojo! que incluyo avispas, hormigas y afines además de abejas, encontramos del orden de 153000 especies descritas, y aunque no todas participen en la polinización se ven muy superadas en número por los coleópteros con un número estimado de especies descritas de 375000. Esto por no hablar de dípteros (moscas, mosquitos, sírfidos etc.), lepidópteros (mariposas diurnas, nocturnas etc.) y otra multitud de grupos de artrópodos, aunque quizás los mencionados sean los más representativos.

Lo que desde luego puedo afirmar es que el número de polinizadores artrópodos es muy superior al número de polinizadores vertebrados, donde encontramos aves y mamíferos predominantemente como colibríes, ratones o murciélagos, y algo más raro anfibios y reptiles como por ejemplo algunas ranitas punta de flecha.

¿Por qué están desapareciendo los polinizadores?

– Existen múltiples causas y muchas de ellas, sino todas, van de la mano, quizás las que más repercusión tienen son aquellas relacionadas con el sistema agrícola actual y silvícola, el uso excesivo de plaguicidas no selectivos, la eliminación de los linderos y la vegetación típica de estos, sumado al monocultivo propicia que la diversidad de especies que podamos encontrar sea muy reducida, llegando en algunos casos en los que incluso solo encontremos esos insectos que llaman “plaga”. Desde luego la falta de variedad de especies vegetales o el cambio drástico en la vegetación, sobretodo en lo referente a herbáceas hace que los polinizadores, y más aquellos especializados, no tengan donde alimentarse y por tanto no tengan donde ejercer su actividad.

Otra de las razones, que estamos cansados de oírlo ya, es el cambio climático. Este no solo provoca el movimiento de especies que puede dar con que aparezcan competidores o depredadores, sino que además hace que se propaguen enfermedades dentro de este grupo.

Por si fuera poco, existen invertebrados que dependen del clima para eclosionar, todos conocemos esas apariciones masivas de langostas, efemerópteros y otros muchos que se dan en una época concreta bajo unas condiciones climáticas concretas. Hoy por hoy, esas “explosiones” de invertebrados, o se dan prematuramente y mueren todos o se retrasa tanto que ni siquiera se da.

Además, incluimos la contaminación, si nos afecta a nosotros que somos más grandes, imagina a estos chiquitajos, pero bueno es algo por lo general más localizado, en núcleos urbanos o complejos industriales, siempre nos quedará de ejemplo de adaptación la mariposa de la corteza del abedul, generalmente blanca, pero en Londres con la revolución industrial adoptó colores negros.

Estas razones, son para mí, las que más peso tienen, sin embargo, existen otras como el expolio de especies o la presencia y gestión de invasoras que afectan nuevamente a los artrópodos y dentro de estos a los polinizadores.

¿Existe una alternativa?

– Por supuesto que sí, siempre hay alternativas para todo problema.

La limitación en el uso de fitosanitarios y tirar más por la vía de control biológico, la alternancia de cultivos y dejar que existan esos linderos, no solo hará que se regenere esa diversidad de especies y se controlen mejor las plagas, sino que además mejorará la cuestión más importante de la agricultura que es el suelo. La biodiversidad y la calidad del suelo es lo que mueve el mundo, antes que las plantas, los polinizadores y el resto de la cadena trófica.

Luego en cuanto al cambio climático pues…es complejo buscar solución inmediata sobre todo a ese problema, pero desde luego los ciudadanos no estamos desarmados ante esto y podemos hacer por los polinizadores un montón de cosas.

mariposas posando

¿Se puede hacer la polinización de forma artificial o manual?

– Si claro, tengo amigos que lo han probado, cogen un pincelillo y de flor en flor frotando los estambres van polinizando, pero para nada es algo aplicable a gran escala de forma eficiente, si desaparecen los polinizadores ni con todas las personas que somos en el mundo seriamos capaces de polinizar todas las plantas. Además, tenemos que tener en cuenta que existen muchos tipos de polinización y dispersión de polen, sino que pregunten a los alérgicos si se les pasó una abeja por la nariz o si les vino en una gran nube flotando en el aire. Son tan variados los tipos de polinización que sería difícil abarcarlo nosotros.

¿Cómo se puede frenar la disminución en la población de polinizadores?  

– Como decía anteriormente, a titulo personal podemos hacer pequeñas grandes acciones, ahora cambiar el sistema agrario actual, eso es otro cantar, aunque cada vez se van consiguiendo más avances. Desde luego, la clave radica en la responsabilidad individual, grupal y la educación, muy importante esta última sobre todo para las nuevas generaciones.

¿Cómo afectaría la desaparición total de estos en el ecosistema?

– Que desaparezcan absolutamente todos los polinizadores es prácticamente imposible o al menos así quiero creerlo, pensemos que son muchísimos artrópodos, y multitud de vertebrados los responsables de esta función. De todos modos, los efectos de la desaparición se están viendo hoy día ya, junto con la degradación del suelo, que como digo es nuestro sustento y la perdida de biodiversidad, en este caso de polinizadores, estamos viendo que las cosechas cada vez son menos productivas. Y esto con la desaparición progresiva de la calidad del suelo y los polinizadores irá incrementando y llegaremos a tener en algunos momentos escasez de alimento. Ahora mismo hay agricultores que compran enjambres de himenópteros, no necesariamente abejas, previa temporada, para polinizar “forzadamente” sus cultivos.

Si nos vamos a la ficción de que desapareciesen todos, sería una auténtica catástrofe ambiental, un colapso mundial. Lo que bien decía Einstein de si las abejas desaparecen a los humanos nos quedarían 4 años, si matizamos lo de abejas como polinizadores, la frase de Einstein tiene toda la razón.

¿La apicultura cómo ayuda a la polinización? 

– La apicultura es un arte que se está perdiendo y ayuda mucho en la polinización, estamos hablando de himenópteros que liban en las flores para coger el néctar y crear esa miel tan rica que tomamos, son trabajadoras increíbles y crean auténticos vergeles allá donde estén. Los problemas asociados a la apicultura como la varroa o la Vespa velutina, además de los económicos propician que este arte se vaya perdiendo y sustituyendo el producto por siropes vegetales. Como decía anteriormente, hay agricultores que contratan apicultores o compran enjambres para polinizar sus cultivos.

¿Podemos hacer algo individualmente para ayudar?

– Por supuesto, y es sencillo, acciones como crear Hoteles de insectos, jardines de aromáticas, que encima son aprovechables por nosotros, crear oasis de vegetación propia de la zona, sencillamente sin segar. Cualquiera que tenga un balcón o terraza o idealmente una finca o jardín puede hacer mucho por estos grupos animales.

Toda acción que palie el cambio climático hará bien a todo el planeta.

¿Quieres contar alguna anécdota?

– Bueno hace cuatro días como quien dice, a través de la Campaña de polinizadores de Iberozoa y en colaboración con ACALe, montamos en el Campus de la Universidad de León un hotel de insectos gigante, casi al poner el último tronco agujereado, ya estaba entrando una abeja solitaria de la especie Osmia cornuta y ahora mismo ya cuenta con multitud de residentes que polinizan las lavandas del jardín del edificio Darwin. También te digo, que lo nuestro nos costó, 5 días de trabajo casi ininterrumpido, al menos para mí.

Otra de la que me acuerdo, fue justo antes del confinamiento, que un amigo mío me trajo unos “gusanos” que encontró en la huerta y que o los reubicaba o pasaban a mejor vida.

Para mi sorpresa eran larvas de coleóptero, y con toda sinceridad, con el confinamiento y los exámenes me olvidé de ellos. Al menos 3 meses habían pasado y volví a encontrar el bote en el que estaban con tierra y para mayor sorpresa, me encontré con bolitas de tierra que claramente eran los “cocoon” de algún escarabajo. Me siento orgulloso de decir que al poco aparecieron unos ejemplares de Cetonia aurataeformis, unos cetónidos florícolas que son muy buenos polinizadores. Por supuesto, al poco de emerger los liberé allá donde se recogieron y continuaron con su vida. Toda una experiencia, aunque no quiero animar a nadie a coger bichos del campo y criarlos en casa, eso es expolio, es ilegal y estamos provocando la desaparición de estos animales.

Muchas gracias a Alexander por su tiempo. 

La podéis encontrar a través de este enlace:  @territorio.cachorro

territorio cachorro

Un saludo.

Deja una respuesta